lunes 04 de julio de 2022

Optimismo por una nueva vacuna contra el dengue

A cargo de una compañía japonesa, previene el 73% de los casos. La mitad de la población mundial corre riesgo de contraer la enfermedad.

01-06-2022 07:32

La vacuna contra el dengue desarrollada por la farmacéutica japonesa Takeda presenta resultados “promisorios” en fase 3, que evalúa su seguridad y eficacia. Dos años después de aplicarse, el esquema de dos dosis previene el 73% de los casos sintomáticos y el 89% de las hospitalizaciones.

Los registros de la enfermedad atraviesan picos históricos, con un récord de 5,2 millones de casos en 2019. La Organización Mundial de la Salud, que atribuye el aumento al mayor reconocimiento de su morbilidad y a cambios en las prácticas de notificación, advierte que casi la mitad de la población global corre riesgo de contraerla. Argentina confirmó unos 4 mil casos en 2021, un fuerte descenso respecto a los 58 mil de 2020, producto de las variaciones estacionales, las restricciones por la pandemia y la sequía en el norte.

El dengue puede provocar fiebre, dolores de cabeza y musculares, náuseas y vómitos. Aunque se cree que la recuperación otorga inmunidad de por vida contra el serotipo causante, la inmunidad a otras variantes es parcial y temporal. Las infecciones posteriores aumentan el riesgo de padecer dengue grave.

Vacunas para el mundo

Antecedente polémico

En 2015 se aprobó una vacuna de Sanofi Pasteur, pero dos años después la empresa francesa reconoció que quienes la habían recibido corrían mayor riesgo de padecer formas graves de la enfermedad. Indicada para personas de 9 a 16 años que ya hayan estado infectadas, hoy está disponible en unos 20 países, incluyendo la Argentina.

Takeda buscará que su vacuna se indique para personas de hasta 60 con o sin infección previa, según adelantó el sitio SciDev.Net. La compañía, que ya inició las gestiones para conseguir la aprobación en Argentina, espera conseguir las primeras autorizaciones este año.

Dengue

Mientras que la vacuna de Sanofi Pasteur brinda mejor protección contra los serotipos 3 y 4, la de Takeda lo hace contra los 1 y 2, de mayor circulación en América Latina. Se trata, de todas formas, de solo uno de los componentes para controlar la enfermedad. El método principal sigue siendo la lucha contra el mosquito Aedes aegypti, para lo cual es fundamental eliminar los hábitats donde depositan sus huevos, como los recipientes con agua en los hogares.

JL PAR

En esta Nota