MODO FONTEVECCHIA
LA APERTURA DE MODO FONTEVECCHIA

Transición, día 18: consenso y coerción

Un repaso por las manifestaciones más relevantes a lo largo de los años para analizar cómo se configurarán el gobierno de la ciudad y el de la nación frente a la latente amenaza de paros y restricciones.

20230921 Patricia Bullrich firmó un compromiso para acabar con los piquetes.
Patricia Bullrich firmó un compromiso para acabar con los piquetes. | Prensa Patricia Bullrich

“Hoy iniciará formalmente la gestión de Jorge Macri como jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Entre otras promesas, el ex intendente de Vicente López adelantó que en su gestión no se habilitará el libre corte de calles para protestar y en campaña incluso advirtió que demandará a todos aquellos que marchen con niños”, explicó Jorge Fontevecchia en la apertura de Modo Fontevecchia, por Net TV, Radio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1) del jueves 7 de diciembre de 2023.

Hoy el nuevo jefe de Gobierno porteño recibe los atributos de mando de manos de Horacio Rodríguez Larreta. Este acontecimiento tiene una importancia decisiva por varias razones. Además de ser uno de los cargos políticos de mayor visibilidad, Jorge Macri se ha propuesto terminar con los piquetes y acampes que diariamente se desarrollan en la Ciudad. Y más aún, planteó esto en un contexto muy particular. El gobierno de Milei va a aplicar un duro ajuste que afectará las condiciones de vida de quienes hacen estos piquetes y acampes, haciendo suponer que aumentarán en lugar de disminuir. 

Jorge Macri completó su gabinete, que ahora pasará a tener diez ministerios

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

El ex intendente de Vicente López sostuvo, en julio de este año, que “voy a tener conflicto con los piqueteros y los piqueteros van a tener conflicto conmigo, así como con los metrodelegados, y cualquier persona que esté dispuesta a anteponer los intereses de un sector, en detrimento de una mayoría silenciosa que necesita laburar, va a tener un problema conmigo”.

Gramsci, en los Cuadernos de la Cárcel escritos en la década del 30, plantea que un gobierno se sostiene por consenso y coerción. El consenso a veces se refleja en los votos, otras en la opinión pública de la clase media de una sociedad que es la constructora de subjetividad. Sin embargo, a veces se termina viendo cuánto consenso se tiene hasta el final para reprimir en el momento que se decide a actuar, así la coerción. 

Jorge Macri muestra una perspectiva más cercana a la de Patricia Bullrich sobre la confrontación con la protesta social. Recordemos que Bullrich le reprochaba a Horacio Rodríguez Larreta no ser más firmes con las movilizaciones populares

La ministra de Seguridad de Javier Milei, en agosto, luego de la represión en el obelisco que terminó con la muerte de Facundo Molares, aseguró que “hay que tener una decisión y llevarla adelante sin miedo al costo”. 

En cuanto a la presencia de menores en las manifestaciones, el nuevo jefe de Gobierno porteño aseguró que “vamos a demandar a los que marchen con niños”.

Néstor Grindetti: "El derecho a protestar existe, pero eso no quiere decir que se pueda joder a los demás"

Se sabe que en muchos casos se moviliza con chicos porque efectivamente las madres no tienen con quién dejarlos. Pero probablemente a la hora de pensar en una represión, deben sacar a los chicos de la ecuación, porque obviamente sería una locura reprimir directamente una manifestación con menores o incluso bebés en ella. Obviamente dependerá de la cantidad de personas, como dijo Horacio Rodríguez Larreta, “si vienen 100 mil personas no hay forma de reprimir e impedir una manifestación”, tiene que ver con la cantidad.

Jorge Macri enfrenta un problema descrito inteligentemente por Carlos Pagni en su libro “El Nudo”. Hay una concentración muy importante de personas en el conurbano bonaerense, poco más del 25% de la población del país, donde se concentra la mitad del 45% de argentinos pobres, el Gran Buenos Aires. Es decir, a minutos del poder político viven los destinatarios, las víctimas del ajuste que este poder llevará adelante. De ahí la importancia de los movimientos sociales y los piqueteros que organizan a este sector social.

Waldo Wolff será el nuevo ministro de Seguridad porteño, y tiene una visión “dura” a la hora de resolver los problemas sociales. Ayer dio una entrevista en América 24 y manifestó que “hay una decisión de hacer cumplir la ley, y para eso hay que documentarla y no tener miedo. Nosotros no tenemos miedo de hacerlo, porque es lo que nos ha encomendado la ciudadanía”.

“Me hace recordar aquello que Scioli le dijo a Macri “si no pudiste sacar a los trapitos””, indicó Fontevecchia.

La advertencia de la CGT y los movimientos sociales a Milei: "Vamos a ser los primeros en la calle si quieren tocar derechos"

En diciembre del 2001, este fenómeno se expresó con toda su fuerza y debido a las políticas económicas de Cavallo que terminaron desencadenando en el Corralito, se sumó la clase media urbana y provocó la caída del gobierno de De la Rúa

Ese año hubo una fuerte represión policial en Plaza de Mayo, donde la gente se manifestaba no sólo en las calles sino hasta en los balcones. En esa protesta, sólo en la Ciudad de Buenos Aires murieron cinco personas y 200 resultaron heridas.

Recordemos que De La Rúa había decretado el Estado de sitio y esto hizo enfurecer más a quienes se manifestaban. Nadie puede decir que faltó firmeza o decisión en la represión. Pero, a veces, cuando la situación social es tan desesperante, la represión termina avivando una situación convulsionada que no se sabe cómo puede terminar. 

Qué tiene en la mira la motosierra de Milei: cargos sin sentido, superposición de tareas y "ñoquis"

Los ajustes, las reformas previsionales y las privatizaciones no son una idea local de Milei. En distintos lugares del mundo, las sociedades reaccionan con este tipo de planes de austeridad y la salida que encuentran los diferentes gobiernos es la represión. Por ejemplo en Francia, en 2018, con el surgimiento del movimiento de Los Chalecos Amarillos y su confrontación con las fuerzas de seguridad. 

Tampoco podríamos decir que a Macron le falta decisión, pero no es solamente el ejemplo de la Francia insumisa, características de la Revolución Francesa como el país más insumiso. En Grecia, hace años que hay movilizaciones y conflictos justamente por los planes de austeridad y reformas que se hicieron para pagar la deuda externa que el país heleno tiene con la llamada Troika. Que es el FMI, el Banco Europeo y la Comisión Europea.

En 2016 se llevó adelante una represión contra jubilados, en Atenas, cuando protestaban contra el recorte de sus pensiones.

Otro ejemplo en el que no se llegó a tener ni imágenes ni sonidos de necesidad de represión, fue porque duró 45 días. La primera ministra de Gran Bretaña, Liz Truss, venía con un paquete de medidas similar a las que plantea Milei.

Reapareció el "Gordo Mortero" y apoyó los incidentes en el Congreso: "Los delincuentes estaban adentro"

Volviendo a nuestro país, la última vez que se intentaron hacer reformas en este sentido, la situación fue similar a la vista en estos países. La discusión en el Congreso por la Reforma Previsional durante el gobierno de Macri terminó con una batalla campal en Plaza Congreso en diciembre de 2017. Una parte de la clase media de la Capital Federal y las principales ciudades del país salieron a golpear las cacerolas, de la misma forma en que lo hicieron en diciembre del 2001, y años después Macri afirmó que ese día empezó el declive de su gobierno. 

Mauricio Macri apuntó a la CGT: "Guardó un silencio cómplice y ahora matonea al nuevo gobierno"

Hay un famoso cuento de Julio Cortazar llamado “Casa Tomada” en el que el autor construyó una metáfora muy descriptiva. En el cuento, dos hermanos de clase alta, viven en una casa muy grande, ninguno de los dos tiene que trabajar, ambos viven muy bien de la renta de los campos de su familia, hasta que un buen día la casa es tomada y ellos tienen que irse. Una de las lecturas que se hacen de este cuento, de esta metáfora, es el temor que la clase media y la burguesía tienen sobre la irrupción de los sectores populares en la Ciudad de Buenos Aires. El temor de que vengan del conurbano y le tomen la casa. El 17 de octubre de 1945 fue descrito como el “aluvión zoológico” y los piqueteros de hoy en día, generan mucho enojo en buena parte de los porteños.

Sobre ese temor y enojo por sentir que la “casa fue tomada”, y que “hay que recuperar el orden”, es donde se posa Jorge Macri para desplegar su política de control de la protesta social. Algo que sería muy popular para los porteños, pero el problema es que viven tres millones de personas en la ciudad de Buenos Aires y diez millones en el Conurbano, que vienen a protestar a la ciudad. Sumado a eso, las apelaciones a muletillas, así como fue en su momento la casta, hoy es “argentinos de bien” y los “argentinos de mal”, que podrían ser aquellos que vienen a protestar.

Transición día 16: de Villarruel a Bullrich y Petri

Hay que poder reconocerse en el otro. Tal vez cualquiera de los que hoy se enojan con los piqueteros porque no dejan transitar con el auto, en una situación similar, hubiesen sido piqueteros si la situación los hubiese colocado en la fortuna que tiene una parte importante de la gente que vive en el conurbano. La salida será sin violencia, con consensos y sin coerción.

MVB DC