Despejado
Temperatura:
17º
Ciudad:
Buenos Aires
martes 23 de octubre de 2018 | Suscribite
POLICIA / el asesino que se sentia impune
domingo 14 enero, 2018

Conzi cumple 15 años en la cárcel sin recibir ningún tipo de beneficio

En enero de 2003 asesinó a tiros a Marcos Schenone tras una persecución en Beccar. Pasó 13 años en el penal de Campana. Ahora está en la Unidad 48 de San Martín.

por Leonardo Nieva

Última foto. Es de noviembre de 2005, cuando fue condenado a 24 años y nueve meses de cárcel. Foto: cedoc

Horacio Conzi cumplirá 59 años el 12 de febrero próximo.  Será su décimo quinto festejo consecutivo que pasará en una cárcel. Desde el año 2003 está preso por haber asesinado a balazos a Marcos Schenone (23), en una enfermiza persecución que protagonizó con su camioneta Jeep Cherokee por la avenida Del Libertador.

El empresario gastronómico fue condenado a 24 años y nueve meses de prisión en noviembre de 2005. Ya cumplió más de la mitad de la condena y hasta el momento no pudo obtener ningún beneficio de libertad anticipada. Los distintos planteos que presentó su defensa fueron rechazados por la jueza de Ejecución Penal de San Isidro, Victoria Laura Elías García Marañón, a partir de una serie de estudios psicológicos-psiquiátricos que desaconsejaban su salida.

En marzo de 2015, fue trasladado desde la cárcel de Campana a la Unidad Nº 48 de San Martín, donde hoy permanece alojado en el pabellón 12 destinado a estudiantes universitarios.

El dueño de “Las Olas Grill” –ex Dallas Las Olas Boulevard– cursa actualmente la carrera de Sociología en el Centro Universitario (Cusam) de la unidad penitenciaria, donde por las tardes realiza tareas administrativas en el sector de talleres.

Por su hiperactividad, el empresario gastronómico consiguió que le redujeran cuatro meses su condena por la “Ley de Estímulo”. A lo largo de estos 15 años de detención, realizó cursos de enfermería, albañilería, jardinería y carpintería. También adquirió conocimientos de apicultura, plomería, electricidad y panadería, y hasta realizó una capacitación como bombero, que le sirvió para controlar un principio de incendio.

Hace seis meses que Conzi  tiene nuevo abogado: un defensor oficial que reemplazó a Diego Storto, su histórico letrado, y que buscará el beneficio de la libertad anticipada.  

Hugo, su hermano y defensor mediático, lo visita todas las semanas (miércoles o jueves). Sigue tan alterado como    cuando el caso estaba en la tapa de casi todos los diarios: hace poco le usurparon una propiedad e intentó recuperarla amenazando a los ocupas con un arma de fuego, lo que motivó el inicio de una nueva causa judicial en su contra.  

El crimen. Marcos Schenone, tenía 23 años cuando en la madrugada del 16 de enero de 2003 fue asesinado a tiros en Beccar. Iba en un remís junto a un amigo y dos chicas que habían conocido en el local de Conzi. El auto fue baleado por Horacio Conzi. Según testigos, el empresario había intentado seducir a una de las jóvenes que viajaba en ese auto.  

Disparó 14 veces. Marcos Schenone falleció en el acto. Recibió tres impactos de bala.  

“Ese es Horacio, el dueño de Dallas”, habría alcanzado a decir antes de morir.

Conzi escapó de la escena y permaneció 57 días prófugo. Se fue a vivir a Mar del Plata. Se cortó y tiñó el cabello, pero fue detenido cuando salía de un edificio llevando un bolso con ropa sucia para lavar. Desde entonces permanece detenido sin posibilidad de salir. Como marca la ley.


Un penal con cancha de rugby

El empresario gastronómico Horacio Conzi pasó 13 de los últimos 15 años en el penal de Campana, junto a otros presos mediáticos como el padre Julio Grassi o Carlos Carrascosa, el viudo de María Marta García Belsunce. Desde el 4 de marzo de 2015 se encuentra en la Unidad Nº 48 de San Martín, en el sector de presos universitarios.

Allí llegó para cursar la carrera de Sociología. Desde 2009 funciona el Centro de Estudios de la Universidad Nacional de San Martín, en el cual además de Sociología se cursa la carrera de Trabajo Social. En las aulas conviven agentes penitenciarios y personas privadas de la libertad.

En este penal, además, entrenan y juegan los internos que forman parte del equipo de rugby “Los Espartanos”.  

Desde abril del año pasado esta unidad posee una cancha de césped sintética, única en el país.


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4426

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.