sábado 14 de diciembre de 2019 | Suscribite
POLITICA / No interferiria en los primeros seis meses
domingo 25 octubre, 2015

El cristinismo alienta un papel activo en su futuro político

Desde el kirchnerismo especulan con el accionar de Cristina después de las elecciones de este domingo. Las dos versiones.

por Redacción Perfil

Foto: Cedoc.
domingo 25 octubre, 2015

Cristina Kirchner empieza hoy a despedirse de dos mandatos consecutivos de gobierno. Su futuro oscila entre el deseo de los cristinistas, que la quieren activa y condicionando una eventual gestión de su sucesor, y sus objetivos personales.

En su entorno hay dos versiones. La primera: que no interferirá al próximo presidente durante seis meses, para después intervenir de manera directa en la política doméstica. La segunda: que descansará en el llano, aprovechando que estará suelta de obligaciones, y que disfrutará de sus nietos. Todo esto puede cambiar si el que gana es Mauricio Macri y decide profundizar su papel opositor.

Tiene un peso político propio; aunque no va a ser la presidenta de la Argentina, es una persona que fue dos veces seguidas presidenta de la República, y tiene un liderazgo político dentro del Frente para la Victoria muy significativo. Daniel Scioli va a ser el presidente de la Argentina con todos sus atributos y esos dos liderazgos son absolutamente compatibles. Un ejemplo parecido es el de la convivencia de Lula con Dilma en Brasil”, dijo a PERFIL el ex canciller Jorge Taiana. Algunos no descartan que cumpla un rol internacional. La jefa de Estado ya tiene invitaciones para participar de seminarios internacionales a principios del año que viene. Lo que diga en el exterior puede generar impacto a nivel interior. Pero también estará sujeta a cómo se acomode el mapa político argentino. Es de prever que, si gana Scioli, muchos que hasta ahora la apoyaron se pasen a las filas del actual gobernador bonaerense.

Para garantizarse su legado, la Presidenta hizo aprobar en el Congreso varias leyes que impiden que algunas de las políticas aplicadas hasta ahora se puedan modificar. Mientras, CFK observa cómo el kirchnerismo puro se queda sin lugares en el gabinete de su eventual sucesor.
La jefa de Estado le garantizó varios lugares a La Cámpora, la agrupación de su hijo, en la Cámara de Diputados. Y si gana Scioli, su hombre de confianza, Carlos Zannini, será vicepresidente. Si todo sale como ella calcula, el bloque de Máximo Kirchner tendría entre 25 y 30 diputados. Con eso, CFK podrá, si es que lo desea, ejercer presión desde el Poder Legislativo, pero ya no contará con la lapicera de la Casa Rosada.
El deseo de los que vivieron estos doce años al lado de ella es que vuelva en cuatro años al Gobierno, una eternidad para la política argentina.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4843

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.