POLITICA
CULEBRÓN INESPERADO

Tensión entre el PRO y un "nuevo Juntos por el Cambio" por la formación de las comisiones en Diputados

Se va gestando tras bambalinas un nuevo Juntos por el Cambio entre la UCR, Cambio Federal y la Coalición Cívica —que de confirmarse superaría al PRO en cantidad de integrantes—, por lo que Cristian Ritondo se movió rápido para acordar con Germán Martínez (UxP) plantear un sistema de proporcionalidad D'Hondt. Martín Menem los benefició.

Jura de los nuevos Diputados Nacionales
Jura de los nuevos Diputados Nacionales | Ernesto Pagés

Tras el nombramiento de las nuevas autoridades de la Cámara de Diputados, con Martín Menem como presidente del cuerpo, se produjo un culebrón inesperado a la hora de votar la metodología para la designación de los miembros de las comisiones que trabajarán durante el verano. Esta pelea tiene como trasfondo las tensiones que existen dentro del PRO y con los partidos que conformaban Juntos por el Cambio al articular alianzas de cara a la próxima etapa política.

Mientras se va gestando tras bambalinas un nuevo Juntos por el Cambio entre la UCR, Cambio Federal (bloque anunciado este miércoles, con Miguel Ángel Pichetto, Emilio Monzó, Ricardo López Murphy y Margarita Stolbizer) y la Coalición Cívica —que de confirmarse superaría al PRO en cantidad de integrantes—, el presidente del bloque amarillo, Cristian Ritondo, se movió rápido para acordar con su par de Unión por la Patria, Germán Martínez, un mecanismo para no quedar desdibujado en el reparto de los lugares en las comisiones, consignó la agencia NA.

Para evitar que sus exsocios de Juntos por el Cambio concreten el interbloque este mismo jueves, Ritondo ofreció cederle a este grupo afín la vicepresidencia primera de la Cámara, que le correspondía al PRO por ser la tercera minoría, y que finalmente quedó para Julio Cobos, de la UCR. Esa jugada postergó la formalización del interbloque, y permitió negociar con Menem que los lugares en las comisiones se resuelvan de acuerdo a un criterio de proporcionalidad por sistema D'Hont.

Jura de los nuevos Diputados Nacionales
Martín Menem dio lugar al sistema de proporcionalidad D'Hondt, que beneficia al PRO y a Unión por la Patria

El sistema de proporcionalidad D'Hondt beneficia a los bloques de mayor volumen y perjudica a los que no superan los cuatro o cinco miembros, según la comisión a cubrir. El riojano cedió y se votó afirmativamente esa moción para que la distribución sea de manera proporcional y contemplando bloques, no interbloques ni grupos de bancadas, favoreciendo al PRO y a Unión por la Patria.

El pedido del nuevo presidente de la bancada UCR, Rodrigo de Loredo, y de su par de la Coalición Cívica, Emilio Monzó, era que la proporcionalidad en la distribución de los lugares en las comisiones se definiera con arreglo a la representatividad de "los grupos de bloques" y no de los bloques por separado. Pero esto hubiera anulado al PRO como tercera minoría, y habría puesto al grupo de bloques "UCR+CF+CC" (que debe definir en los próximos días si se articula como interbloque) por delante en la fila.

Las juras más curiosas de diputados y los abucheos libertarios a quienes juraron "por Néstor y Cristina"

Según informó Noticias Argentinas, a fin de revertir esta desventaja, desde este nuevo Juntos por el Cambio están analizando armar un gran bloque sin ningún tipo de unidad de acción (es decir, donde cada sector vota con total independencia) entre los sectores de la oposición no kirchnerista (excluyendo también a la izquierda), incluido el cordobesismo y Florencio Randazzo, con el único propósito pragmático de superar al PRO en número y mejorar su representación en las comisiones.

"Todavía no sabemos el nombre, pero ese bloque tendría la palabra ‘Federal’", anticiparon quienes traman esta contraofensiva. También critican a Menem por beneficiar en la cuestión de las comisiones a Unión por la Patria, que "son los que les van a torpedear todas las leyes" a La Libertad Avanza. Además, un diputado radical reveló a Noticias Argentinas que la idea de formar un interbloque con Cambio Federal y la Coalición Cívica está avanzada, pero aclaró que cada bancada votará con autonomía las leyes.

 

¿Qué pasa al interior del PRO?

Si bien hay una guerra fría declarada entre el PRO y los partidos con los que hasta hace poco compartía Juntos por el Cambio, la realidad es que al interior del partido amarillo las aguas no están demasiado calmas. Hay un grupo de cerca de 10 diputados nacionales —entre quienes se encuentran Silvia Lospennato y María Eugenia Vidalque hasta el miércoles al mediodía no descartaba armar un bloque separado del PRO, articularse en un interbloque con la UCR, Cambio Federal y la Coalición Cívica.

Las diferencias son indisimulables y tienen que ver con la caracterización del rol que debe desempeñar el PRO en relación al gobierno entrante. Mientras que Ritondo, la voz cantante del macrismo en la Cámara baja, ratifica en cada ocasión que el PRO va a estar para "colaborar con el cambio" y que no va a "poner palos en la rueda", el larretismo considera que no puede haber ningún atisbo de "oficialismo" en el posicionamiento del PRO.

Jura de los nuevos Diputados Nacionales
Ritondo ratifica su voluntad de colaborar, pero el larretismo considera que no puede haber ningún atisbo de "oficialismo"

Más allá de que todos resaltan la necesidad de brindar "gobernabilidad", el sector "paloma" entiende que no puede hacer "seguidismo" ni señales de "cogobierno" con La Libertad Avanza. Por lo pronto, este grupo de cerca de 10 diputados se dio un plazo de 90 días para tomar la temperatura de las diferencias internas en el PRO, para luego decidir si se quedan o se van.

"Nos parecía innecesario dar el mensaje de que se rompe el PRO cuando el gobierno ni siquiera empezó. Veremos cuando manden las leyes", anticipó un diputado de este grupo del PRO a Noticias Argentinas, sobre lo que podría suceder cuando se debata en sesiones extraordinarias el proyecto de ley "ómnibus" de reforma del Estado.

 

ML / ED