lunes 08 de agosto de 2022
CICLO DE ENTREVISTAS Perfil Educación

Carolina Píparo: “Milei capta mucho el enojo de la gente con la política y eso se ve en la calle”

La diputada de Avanza Libertad participó del Ciclo de Entrevistas organizado por estudiantes de la Escuela de Comunicación de Perfil. Su opinión sobre la exposición de Javier Milei y su caída en las encuestas. Porque cree que la inseguridad “está intacta”. Y el cruce de Cristina Kirchner con los movimientos sociales.

24-06-2022 17:59

Carolina Píparo participó de una conferencia de prensa organizada por estudiantes de Periodismo de la Escuela de Comunicación del grupo Perfil, donde hizo referencia al impacto negativo de Javier Milei en las encuestas a raíz de sus polémicas declaraciones. “No sé mucho del tema encuestas. Si creo que Milei capta mucho el enojo de la gente con la política y eso se ve en la calle. Lo admiran mucho y que creen en su discurso, se identifican con él. Si una persona capta ese voto me parece muy bien”, sostuvo.

La diputada de Avanza Libertad por la provincia de Buenos Aires también reflexionó sobre las críticas de Cristina Kirchner a los movimientos sociales durante el último acto de CTA el pasado 20 de junio. “Cristina Kirchner no le habla al país, solo le habla a su militancia. Es válido como política, pero a mí me interesa escuchar a un político que le habla a un país”, dijo Piparo en el Ciclo de Entrevistas a cargo de Rodrigo Lloret, director de Perfil Educación.

—En las últimas semanas Javier Milei ha tenido una caída abrupta en las encuestas, a raíz de algunas declaraciones desafortunadas declaraciones en temas como la venta de órganos. Desde Avanza Libertad, ¿creen que se equivocó con dichas expresiones?

Es un tema que aún no fue hablado con José Luis Espert. Desde lo personal, me parece interesante la incorporación de toda persona nueva en el debate público. Yo soy muy respetuosa del voto popular y Javier ha sido electo Diputado Nacional por la Capital. En ese sentido, me parece que plantea debates bastante disruptivos. Hay algunos más interesantes y otros, como justamente la venta de órganos, con los que no estoy de acuerdo. Pero ha planteado debates que pueden ser interesantes para debatir, más allá de que uno puede estar o no de acuerdo.

Milei también ha expresado estar de acuerdo con la libre portación de armas y algunos integrantes de su bloque, como Victoria Villarruel, rechazaron está postura. ¿Usted qué opina sobre la libre venta de armas?

—Creo que es un debate que tenemos que dar y está bueno darlo. Pero hablé con muchos legítimos usuarios y ellos son muy estrictos respecto de las condiciones bajo las cuales se debería dar un arma a una persona para portarla. Tuve la oportunidad de conocer a cuatro personas que, por defenderse ante un delito, le quitaron la vida a alguien. Todos me dijeron exactamente lo mismo: “Me cagué la vida”. Por eso, lo primero que debería preguntarse cualquier persona con condiciones para tener un arma es si está dispuesta a matar a alguien. Si no está dispuesto, me parece que tener un arma no es el camino. Pero es un debate que me parece interesante. Después, no sé mucho del tema de las encuestas. Si creo que capta Milei capta mucho el enojo de la gente con la política y eso se ve en la calle. Y aclaro que en el Congreso somos dos bloques, ya que no hay ninguna alianza ni estamos hablando de una alianza. Pero hay gente que lo admira mucho y que creen en su discurso, se identifican con él. Si una persona capta ese voto me parece muy bien.  Ya pasamos por un “que se vayan todos” y no se fue nadie. No se reducen los cargos políticos y la gente está pidiendo un gesto. Están pidiendo que el pago que hacen en impuestos, vuelva en salud, educación y seguridad. Esto lo tenemos que sincerar, ojalá sean muchos más y haya mucha más pluralidad en el congreso. Javier es uno de ellos, por eso necesitamos más voces distintas que planteen un debate distinto, porque la gente lo está exigiendo.

—Dice que habló con estas personas que “le quitaron la vida a alguien. ¿No querrá decir asesinaron a alguien?

—Sí, personas que se defendieron ante un delito.

—¿Pero hay algún motivo por el cual prefiere no definirlo como asesinato?

No, aclaro: estoy hablando de que le quitaron la vida a otra persona en legítima defensa. Sí, es un asesinato, pero en un contexto de legítima defensa.

—¿Pero usted está a favor o no de ampliar el uso y portación de armas en Argentina?

No, no estoy a favor de ampliar el uso de armas. Me parece que es un debate en el que puedo escuchar distintas posiciones. Me parece que uno tiene que cumplir muchos requisitos y eso está bien. Pero esta experiencia de haber conocido personas y escuchado a legítimos usuarios muestran el problema de la portación de armas y para mí la portación la tiene que tener el personal de seguridad.

—Volviendo a Javier Milei, está semana y en el marco de su gira por Colombia, expresó que se siente "muy identificado" con Margaret Thatcher. ¿Qué opina sobre estas declaraciones?

Desconozco en qué contexto exacto lo dijo y es difícil opinar así. Entiendo que la pudo haber elogiado por las políticas económicas. Pero también debemos hablar sobre nuestro país y mirar al mundo y a los modelos exitosos económicamente. Venimos de fracaso en fracaso y repitiendo historias: nuestra economía realmente es acuciante, con un 50% de pobreza y una familia tiene que cobrar 100 mil pesos para no quedar debajo de la línea de la pobreza. Entonces, no creo que tenga que ver con lo que todo el tiempo escucho en el Congreso: “la culpa de esto, la culpa de lo otro”. Por eso, me parece que es bueno escuchar a personas con ideas nuevas y va mucho más allá de la opinión de un diputado. Creo que hoy la opinión válida es la del Ministro de Economía. Yo quiero un plan económico más allá de lo que opine un diputado sobre la política extranjera. Y si dentro de ese plan hay ideas que funcionan en el mundo, mejor porque eso será un crecimiento.  No es muy difícil darse cuenta: hoy uno va al supermercado y ya no tiene una referencia de lo que vale un litro de leche, ¡le dicen $ 90 o $ 120 y uno no tiene idea! Esa referencia, la gente no la puede perder porque la leche la necesitan los niños, la harina la necesitan para comer y la carne bajó en consumos históricos. La Argentina tiene una historia terrible de la economía en los últimos 40 años que viene cayendo y que no estamos encontrando la receta. En ese sentido me parece que hay que abrirse a nuevas ideas.  

—Afirma su preocupación por la cifra de pobreza en el país. Sin embargo, votó en contra de la ley VIH que promovía una mayor protección integral a gente de bajos niveles económicos.

La realidad es que esa ley me pareció demagógica, porque los medicamentos ya están en el Programa Médico Obligatorio (PMO). Nuestro sistema de salud público y privado están quebrados por igual. Nosotros lo que tenemos que poner sobre la mesa es saber qué se está cumpliendo del PMO y qué no. Estamos todo el tiempo votando leyes, por ejemplo, de onco-pediatría en donde realmente, ¿qué diputado no va a querer que un niño no reciba su medicación? Lo que digo es que sinceremos quien le dice que no a un enfermo de HIV. La salud es una facultad delegada, entonces creo que tiene que haber un Ministerio o Secretaría que realmente controle y diciéndonos a los diputados dónde están faltando y por qué están faltando. ¿Es igual en todas las provincias? Si ya hay medicamentos incluidos en el PMO, ¿por qué estamos haciendo leyes especiales para ese tipo de medicación? Creo que es un debate mucho más amplio que no queremos dar sobre nuestro sistema de salud.

Carolina Píparo fue entrevistada por estudiantes de Periodismo de Perfil Educación

—Habiendo vivido una situación grave de inseguridad hace años, ¿actualmente cómo ve la inseguridad? 

—Las leyes no son política criminal, es lo primero que puedo decir como legisladora. Eso depende del Poder Ejecutivo y en Argentina no tienen ningún tipo de política criminal, lo que me resulta preocupante y alarmante. El kirchnerismo solo ha defendido esa postura de que el contexto lleva a la delincuencia, pero tampoco hay una política en ese sentido porque no está cambiando el contexto. Entonces, ¿qué tipo de política criminal tiene este gobierno? No lo sé decir porque no veo un plan. Volviendo a la pregunta, creo que la inseguridad está intacta. Solamente tenemos que mirar las cifras de las denuncias: se denuncian un 30% de los delitos y sólo el 1% llegan a una condena. Entonces, no es solamente una falla de la Justicia sino de todo el sistema. No estamos llegando antes del delito, siempre después. Y desde el Congreso me parece que se pueden dar herramientas como, en su momento fue el debate de las Taser. Hay políticas de prevención que sí cambian la realidad y tranquilamente podríamos tener mejores mapas del delito, cosa que hoy no los estamos viendo. Me encantaría decir que cambio la inseguridad, pero no es así lamentablemente.

—Fueron muy cuestionados los enfrentamientos de Sergio Berni con la entonces ministra de Seguridad, Sabina Frederic, en el inicio de la gestión de Alberto Fernández. Con el reemplazo de Frederic por Aníbal Fernandez, ¿piensa que hay más posibilidades de que avancen con una política criminal más concreta?

No, no hay ningún rumbo y siempre critiqué las peleas entre la ministra y el ministro. Y después se ha peleado con el actual ministro de seguridad. Es la provincia, donde viven casi veinte millones de personas, tiene que haber una política en común y una comunicación más allá del circo mediático, porque le quita seriedad a la problemática. El argentino está podrido de salir a comprar un celular, porque se lo roban cada vez que va a tomar un colectivo y de ninguna manera una pelea entre ministros puede ser la respuesta a la inseguridad.

—¿Cuál es su lectura sobre las críticas de Cristina Kirchner a los movimientos sociales en el acto de la CTA por el Día de la Bandera?

Cristina Kirchner no le habla al país, solo le habla a su militancia. Es válido como política, pero a mí me interesa escuchar a un político que le habla a un país. Sobre todo, por el lugar que ocupa como Vicepresidenta. Está jugando una interna con una persona a la que paradójicamente ella eligió como Presidente en su fórmula. Entonces creo que el país lo que menos necesita en este momento es una interna del Frente que gobierna.

—¿Cree que puede haber una reacción violenta por parte de los movimientos piqueteros contra el Gobierno?

No creo: Cristina les diría no a las organizaciones, pero les daría un ministerio. No creo que ella se haya enfrentado con ellos, pero los dirigentes de los movimientos tienen que empezar a dar cuentas. Hay una sociedad exigiendo a dónde van los impuestos y las mismas personas que van a manifestar están cansadas de la amenaza, del “te quito la tarjeta”.  Ellos son los que realmente sacan un fruto de donde no deben sacar.

La Corte rechazó los planteos de la Vicepresidenta en la causa “Vialidad” y el próximo 11 de Julio comenzarán los alegatos. ¿Cree que Cristina Kirchner terminará condenada y presa como jefa de una asociación ilícita?

No lo sé. Por la información pública, la causa tiene bastante carga de prueba y me parece muy bien que se llegue a un juicio y después, obviamente, será una determinación de la Justicia que respetaré como todas las determinaciones. Creo que el debate desde el Poder Legislativo debe ser desde otro lado, no sobre un juicio en particular. Me parece que el kirchnerismo busca todo el tiempo reformar la Justicia, como si eso fuera una prioridad para la gente. Sea sobre el Consejo de la Magistratura o sobre la Corte, hay algo de la Justicia que no le está conviniendo al kirchnerismo y eso es claro. Yo solo espero justicia.

—¿Usted cree en la justicia argentina?

Sí, yo creo en eso. Entiendo que es una justicia lenta y que eso no es justicia. También falta aceitar muchísimos proyectos, entre ellos el de la selección de jueces. Desde el Poder Legislativo lo que tenemos que hacer es darle mayor independencia y no involucrarnos de ninguna manera en causas judiciales. En general, es algo que no se respeta en Argentina y me parece que es fundamental. ¿Podríamos tener una justicia mejor? Sí, mucho mejor. Pero a la vez tenemos que dejar de involucrarnos para que sea mejor, sino eso es imposible. Hubo casos que han tenido justicia y otros que no. Pero en el tema de corrupción faltan muchos juicios ejemplares.

—Anteriormente hablaba de que la Argentina debía mirar a modelos exitosos en materia económica. ¿Usted quién le gustaría que sea ministro de Economía?

A mí me gustaria tener un plan. Yo no soy una experta en materia económica, pero veo que todas las políticas vienen fallando. Creo que la inflación es el primer fenómeno a atacar. Se come el sueldo de todos. Esa es hoy la realidad más acuciante. Si uno va a la calle, hoy no hay otro tema que no sea la economía, ya sea porque no alcanza o porque no alcanza para comer.

—A un año y medio del escándalo del Vacunatorio Vip, ¿cuál es su reflexión respecto a este hecho?

Me parece tristísimo. Vimos a personas que se vacunaron antes que nosotros. Antes que nuestros padres o de personas enfermas que conocíamos. Y no es una cuestión de creer si existió o no, lo vimos. Las personas fueron a mostrar sus vacunas y deben dar explicación por esa vacunación Vip.

—Le agradecemos su participación en el Ciclo de Entrevistas organizado por estudiantes de Periodismo de Perfil Educación y le damos la posibilidad de cerrar el reportaje con un comentario final.

—Los felicito por estar estudiando, me parece que es el camino. Yo actualmente también estudio un máster en políticas públicas. Y me parece que estudiar es escuchar una voz, hoy la mía y mañana la de otra persona que piensa diferente. El camino es escuchar todas las voces y leer todo lo que uno pueda para que uno pueda formar su propia opinión. Es muy importante que haya periodistas como ustedes, con respeto, escuchando diversas opiniones. Les agradezco la invitación.

 

Por Maria Gabriela Maidana, Gabriela Fernandez y Gustavo Winkler.
Estudiantes de Periodismo Perfil Educación
Escuela de Comunicación