Soleado
Temperatura:
12º
Ciudad:
Buenos Aires
jueves 18 de julio de 2019 | Suscribite
ESPECTACULOS / Crítica cine
viernes 10 mayo, 2019

Entre la razón y la locura: Dos hombres unidos por la obsesión y las palabras

Mel Gibson y Sean Penn encarnan a los creadores del primer diccionario Oxford de la lengua inglesa.

Juan Carlos Fontana

Gestor. Un proyecto soñado de Mel Gibson que arriba al cine. Foto: Digicine

Calificación: Buena.

Un diccionario debe incluir todas las palabras, aún aquellas cuestionadas por los lingüistas y filólogos, pero acuñadas en el uso cotidiano del ciudadano común. Esa fue la idea de la sociedad de filología que décadas antes del 1900 se propusieron dar vida al primer Diccionario Oxford de habla inglesa. El elegido para coordinar el proyecto fue el lexicógrafo James Murray, quien tuvo la idea de hacer un llamado a expertos y obsesivos del lenguaje para que le enviaran sus investigaciones. Entre ellos el que más aportó fue el doctor William Chester Minor. Lo curioso es que al intentar reconocer su trabajo los académicos descubrieron que el hombre estaba preso –acusado de un confuso asesinato–, en una prisión para criminales con problemas mentales.

Vivió 13 años en el país y creó un diccionario bilingüe ‘inglés-porteño’

Sobre la relación entre Murray y Minor refiere el filme que se apoya en la novela de Simon Winchester. Por lo que su atractivo radica no solo en esa curiosa amistad, también en bucear en el significado de las palabras, en cómo se llevó adelante la investigación y el valor que cada uno le otorgó a esa búsqueda, que en el caso de Minor, fue una de las razones de su existencia, hasta que la locura terminó devorándolo.

La producción y su argumento son imperfectos, pero la curiosidad que despierta este melodrama y las actuaciones de sus dos protagonistas, en especial Sean Penn, permite dejar de lado que el guión podría haber indagado más en las mezquindades de los académicos y sus por qué y no apelar a la repetición de situaciones.

Entre críticas y elogios la película "El Potro" divide aguas en Córdoba

Aunque también se debe aclarar que el gestor del proyecto, Mel Gibson, tuvo sus problemas para producirla, de allí que quien figura como director es P. B. Shemran, seudónimo del iraní Farhad Safinia (guionista de Apocalypto que dirigió Gibson). Lo concreto es que la película, a pesar de sus falencias sostiene su atractivo en el crescendo dramático de las relaciones, incluso entre la mujer del hombre asesinado y el asesino. Lo mismo ocurre con la intriga y el suspenso que por instantes atrapan a partir de la evolución hacia la locura que sufre el personaje de Sean Penn.

CP


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4694

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard