MODO FONTEVECCHIA
DEBATE PRESIDENCIAL

Cómo se vivió el debate en los bunkers

Los representantes de los cinco candidatos no tenían una expectativa alta, ya que no creían que el segundo debate presidencial pudiera mover demasiado la aguja en cuanto al porcentaje de votos.

Segundo Debate presidencial
Segundo Debate presidencial | Pool fotógrafos debate

Según informó la periodista Nuria Am en Modo Fontevecchia, por Net TV, Radio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1), en el Coloquio de IDEA, varios encuestadores sostuvieron que no estaban publicando las encuestas, pero las diferencias entre todos los candidatos se iban acrecentando en lugar de achicarse.

Hay una encuestadora que llegó a tener una diferencia de un candidato por sobre otro de casi 10 puntos, con Javier Milei tocando casi los 40 puntos, pero no fue publicada ya que las encuestas están puestas en duda por los números tan altos y no es conveniente lanzarlas en este momento. Sin embargo, ayer en el recinto, sostenían que la diferencia sigue siendo muy chica.

El sector cercano a Patricia Bullrich decía que al ser tan chica la diferencia, lo que puede llegar a suceder en un debate es que moviendo uno o dos puntos, puede cambiar el escenario.

En la previa había tranquilidad, la gente de Milei estaba exultante, mientras que la gente de Bullrich estaba, en un principio, con dudas de lo que podía llegar a hacer Patricia, teniendo en cuenta que en el primer debate se la había visto muy dubitativa e inclusive le costaba un poco enfocarse en cada una de las cosas que iba diciendo. 

Un debate presidencial mucho más intenso, con Massa a la defensiva, Milei contenido y Bullrich, jugada a todo o nada

Los lugares fueron dados por sorteo, y Milei, siendo el que va arriba en las encuestas y lejos, tuvo la fortuna de salir sorteado en el medio para ubicarse, y si bien por televisión eso no se notaba tanto, sí en el escenario. Quien está en el medio tiene un manejo distinto al mirar al resto de los candidatos y una seguridad personal diferente. 

Bullrich salió con los tapones de punta, a diferencia de lo que fue el debate anterior, y eso le dio mayor seguridad. Utilizó mucho más el tema de Insaurralde, y a Sergio Massa se lo vio más apagado, un poco endurecido en la forma de responder y con un tono más bien bajo.

Si bien se intentó sacar a Milei de su eje, no se pudo, salvo cuando llamó a Patricia Bullrich “montonera asesina”, algo muy fuerte y que generó un susurro importante entre los invitados, ya que pareció muy fuerte en un debate presidencial ese tipo de calificación. Algunos evaluaron inclusive que esto le jugó en contra para su núcleo más duro.

¿Quién ganó el segundo debate presidencial?

Al terminar el debate, al sector de Patricia Bullrich, se los vio tanto unidos como divididos en lo que opinaban, lo que hace pensar que las internas todavía continúan. Mientras la mayoría coincidía en que se la vio mucho más sólida y firme a Patricia Bullrich, otros dentro del espacio Juntos por el Cambio decían que si bien le fue mejor, no alcanza. Y sostenían que en la calle no están. Entonces, más allá de mostrar a Juntos por el Cambio unido, las diferencias todavía existen.

Desde la parte de Sergio Massa intentaban demostrar que esto no había cambiado demasiado las cosas, pero había gente preocupada por lo que fue la performance del ministro. Creen que tuvo dos aciertos, cuando le dijo a Patricia Bullrich “vos a Gerardo Millman nunca le pediste la renuncia, no somos todos iguales”, y el cierre, que fue un poco más sólido, pero sostienen que se lo vio durante todo el debate muy pendiente de hacia dónde tenía que mirar y qué era lo que tenía que responder.

Durán Barba: "Si Macri hace campaña por Milei, Massa podría ganar"

A Juan Schiaretti se lo vio muy sólido, y muchos sostenían que está buscando votos para el Congreso, el tener más legisladores de su provincia en el Congreso, e inclusive Myriam Bregman se lo dijo en un momento: “Sos candidato a Presidente de la Nación y estás hablando solo para la provincia de Córdoba”. Una Bregman picante, pero cuestionada por no haber hecho referencia, al abrir el debate, a lo que está sucediendo en Israel.

En el final, se respiró un pequeño triunfo de Patricia Bullrich, respecto a lo que fue el debate anterior, un Massa que se quedó con gusto a poco, y un Javier Milei que ganó, solo por el hecho de no haberse salido del eje.

MVB JL