MODO FONTEVECCHIA
COPARTICIPACIÓN Y NUEVO GOBIERNO

Lucas Ghi: "Axel Kicillof va a apelar a la mayor creatividad posible para exprimir el presupuesto"

El intendente de Morón sostuvo que el triunfo de Javier Milei plantea desafíos para la convivencia democrática. "No quiero aventurar un escenario de conflicto", enfatizó.

Lucas Ghi
Lucas Ghi | Agencia NA

Lucas Ghi habló sobre la caída de la sesión para tratar el endeudamiento de la provincia de Buenos Aires y remarcó la necesidad de discutir la distribución de los recursos coparticipables. Aseguró que hay que pensar en una fórmula en la que nadie pierda, pero que Buenos Aires es “la provincia que más necesita, no solo la que más aporta”. “Kicillof no está pensando en quitarle nada que alguna provincia ya esté recibiendo”, indicó en Modo Fontevecchia, por Net TV, Radio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1).

Lucas Ghi es intendente de Morón, desde 2009 al 2015 y de 2019 a 2027. Presidente del partido Nuevo Encuentro en su municipio, fue Secretario de Gobierno, concejal entre 2007 y 2009, Coordinador de Relaciones Internacionales, Director de Compras y Contratación en el municipio y Secretario de la Juventud del partido de Morón. Hace algunos días, Lucas Ghi sostuvo que Axel Kicillof “baraja la posibilidad de salir al rescate de los municipios”.

Lucas Ghi: "La salida no es 'que se vayan todos' sino que 'nos metamos todos'"

La última vez que hablamos podría resultar inimaginable que íbamos a tener un presidente libertario. Me gustaría tu evaluación de qué significa, cómo lo tomó, no solamente pensamientos sino también sensaciones.

Yo creo que es un desafío que nos plantea la democracia, porque ha elegido proyectos de gestión que son a todas luces contrastantes, en términos provinciales, en el caso de la Provincia de Buenos Aires, con las autoridades que han resultado electas fruto del balotaje. Eso nos plantea un desafío de convivencia democrática, a partir del cual tendremos que desarrollar las habilidades que nos permitan, por un lado, honrar los compromisos con quienes nos votaron, y a su vez tener la capacidad de generar acuerdos, consenso, convivencia, en este caso con el Gobierno Nacional, que viene a plantear una agenda que tiene varios puntos que son opuestos a lo que nosotros entendemos que es bueno para el país. Pero no quiero abrir mucho más ningún juicio de valor porque no han asumido, hasta ahora han sido definiciones o trascendidos que, una vez que efectivamente se plasmen en políticas públicas, bueno, empezará un nuevo capítulo.

¿Sentís que es para algo esto? ¿Que en realidad va a dejar algo positivo y que sucede para algo?

No tengo respuesta. Yo creo que plantea un gran interrogante, no lo sé, ojalá sí estemos a la altura y podamos gestionar y tener acuerdos que se sostengan en el tiempo, pero la brecha es tan grande que uno tiene la sensación de pensar que no se va a poder, que va a ser muy difícil, cuando se plantea que se acaba la obra pública. Hay algunas posiciones que se fueron moderando, aquellas disoluciones con la relación comercial con Brasil, con China, la liberalización de la venta de armas, pareciera que mucho de eso no va a tener lugar, pero hay que esperar.

Javier Milei
Javier Milei

El 10 de diciembre empieza el partido, hay que ser prudente, a todos los que estamos en ejercicio de función nos puso la democracia y eso implica el respeto a la legitimidad que cada uno tiene. Pero sí es una escena desafiante, y si servirá para algo o no servirá, lo dirá la historia.

Javier Milei les respondió a los gobernadores por el aguinaldo: "Corten otros gastos y paguen los salarios, no hay más plata"

Ayer se cayó la sesión para tratar el endeudamiento de la Provincia, una provincia que recibe poco más del 20% de la coparticipación, con 40% de los habitantes, un poco más del producto bruto, y que siempre necesitó asistencia del Ejecutivo nacional, y cada vez que este fue de distinto signo político que el gobierno de la Provincia hubo tensiones. ¿Cómo imaginas que va a funcionar la Provincia recibiendo mucho menos de lo que venía recibiendo?

Yo creo que se impone una vez más la necesidad de discutir qué masa de los recursos coparticipables le llegan a Buenos Aires, a la Provincia, dentro de los números que vos bien compartías en términos de densidad poblacional, de presencia productiva, de aporte que le hace la provincia al PBI. Recibimos solo el 22% y aportamos alrededor del 37%. Si a ese 22% se le suman algunos otros fondos que tienen fuerza de ley, como es el fondo del conurbano, o el fondo que se creó hace tres años en el marco de la revuelta con la policía, ese 22% se transforma en 25 puntos y siguen estando muy lejos de lo que entendemos debería ser un número necesario para el desarrollo con equidad de una provincia tan compleja como la provincia de Buenos Aires.

Esto, si hacemos una historicidad, se remonta a 1988, fundamentalmente cuando Alfonsín decide resignar seis puntos de la coparticipación y distribuirlo entre las provincias del norte para contener lo que pareciera que iba a ser un fenómeno en ascenso, que era el arribo de una buena cantidad de compatriotas de aquellas provincias a buscar mejor suerte a la capital y al conurbano, y para eso le asigna más recursos a esas provincias para fomentar el desarrollo. Evidentemente, mucho o poco de eso sucedió porque el conurbano siguió creciendo y la Provincia perdió su incidencia en la coparticipación. Yo creo que es necesario discutirlo seriamente porque también es la provincia que más necesita, no solo la que más aporta.

Massa se reunió con gobernadores para garantizar el giro de $230.000 millones que permitan pagar sueldos y aguinaldos

Siendo realista, hay 18 provincias que se benefician del actual sistema, parecería muy poco probable que suceda. Que el presidente Milei no envíe la cantidad de dinero que enviaron proporcionalmente los dos presidentes anteriores, tiene muchas posibilidades de suceder. ¿Cómo te imaginas que se resuelve eso?

Yo creo que hay soluciones y, por ahí, como dice la metáfora del laberinto, se sale por arriba. Hay que pensar en una fórmula que nadie pierda, en todo caso, a la hora de la distribución, todos ganan un poquito más y la Provincia de Buenos Aires gana un poquito más de eso. A todos se les respeta el piso y la Provincia de Buenos Aires percibe algo más de ese excedente. Axel no está pensando en quitarle nada que alguna provincia ya esté recibiendo, en todo caso es sobre lo que existe cómo se genera un excedente adicional para la Provincia de Buenos Aires. Si la provincia no cuenta con esa masa de recursos, Axel el otro día nos lo planteaba, va a apelar a toda creatividad posible, a la flexibilidad que le da la ley, a la posibilidad de exprimir al máximo el presupuesto y darle la mayor progresividad.

Yo no quiero aventurar un escenario de conflicto porque todavía no hemos asumido siquiera, confío en la racionalidad, en la convivencia. A nadie le sirve un clima de tensión, de conflicto, de desborde. Apostemos a que podamos encontrar una agenda de tres o cuatro temas en la que poder acordar y que las gestiones se desarrollen sin mayores sobresaltos, en todo caso los contrapuntos propios del día a día pero con un trazo grueso más o menos acordado.

MVB JL