Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
domingo 20 de octubre de 2019 | Suscribite
POLITICA / almuerzo en olivos
sábado 10 agosto, 2019

Macri pidió “ser prudentes” y se mostró entusiasmado junto a su mesa chica

El Presiente compartió la tarde con Pichetto, Larreta, Vidal, Peña, Frigerio y Duran Barba. Destacó la capacidad de reponerse a la adversidad y celebró las últimas encuestas.

por Ezequiel Spillman

Equipo. Larreta, Macri, Pichetto y Vidal fueron los cuatro elegidos para la foto que se difundió. Foto: twitter
sábado 10 agosto, 2019

En un clima distendido, y tras un repaso de encuestas que entusiasmaron, el presidente Mauricio Macri decidió invitar a almorzar ayer a su mesa chica y al candidato a vicepresidente, Miguel Pichetto. A horas de las PASO, fueron a la residencia de Olivos la gobernadora María Eugenia Vidal; el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y el jefe de Gabinete, Marcos Peña. A ellos se sumaron el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y los consultores Jaime Duran Barba y su mano derecha, Santiago Nieto.

En el almuerzo el presidente habló de “ser prudentes” y de la capacidad de reponerse a la adversidad que veía en el oficialismo. De hecho, durante más de una hora se habló de los “momentos difíciles” que les había tocado vivir ya desde los años en la Ciudad hasta la crisis económica que se desató en 2018. En particular, la falta de señales de parte de muchos sectores que no logran reponerse.

A pesar de la inminencia de las PASO, Macri estaba calmo: ya preparaba su cabeza para hacer deporte, una de sus obsesiones, en particular el paddle, en su quinta familiar ubicada en Malvinas Argentinas llamada Los Abrojos.

Sopa y pescado. También durante el encuentro se vio una buena sintonía, como pocas veces, entre los principales actores del oficialismo. “Estamos mejor”, se escuchó en varios tramos de parte de los comensales, cuya entrada fue una sopa de calabaza con un lenguado con verduras como plato principal. La referencia era clara: tres meses atrás la candidatura nacional del Presidente no se presentaba ni como competitiva.

Una de las que esbozó una gran sonrisa casi todo el almuerzo fue Vidal, quien tomó Coca Light y aprovechó para hablar de cómo veía el escenario en la provincia de Buenos Aires, ante la complejidad de saberse abajo según todas las encuestas.

Venía tensionada por la última parte de la campaña para las PASO donde batió récords de entrevistas de todo tipo y color. Y en las últimas horas le repitió a su equipo que se siente como un deportista de alto rendimiento antes de una gran competencia. Siente que realizó todo el esfuerzo de la mejor manera posible pero que el resultado final no solo depende de ella sino de muchos factores que no controla. Lo leyó en un libro hace pocos días y la ayuda a no ser carcomida por la ansiedad de estas horas.

Por su lado, a su turno, Duran Barba no quiso pasar a un optimismo irracional pero se mostró esperanzado, con expectativas. Apuntó que observa un escenario de paridad con incertidumbre en el resultado final. “Veo que hemos mejorado mucho, la tendencia es favorable, venimos creciendo, pero no podemos arriesgar nada”, planteó el asesor.

El jefe de Gobierno porteño, a su turno, trazó un buen panorama para la Ciudad. No quiso apurarse: aunque en su equipo creen que quedará muy cerca de ganar en primera vuelta (con el 50%), planteó que estaba conforme con el trabajo proselitista en su distrito.

Por su parte, Peña habló de los equipos de campaña y los “defensores del cambio”. El jefe de Gabinete es el gran animador de la campaña “Macri 2019” y quien diagramó el trabajo de “intervención” en las conversaciones sociales como elemento central.

Pichetto también tuvo su momento: planteó que veía con optimismo la recepción que le habían dado las “fuerzas vivas”, desde las pymes a sectores de la producción quienes, a pesar de la crisis económica, no quieren “volver al populismo”.

Finalmente, Frigerio contó que en el interior del país se veía una falta de movilización de la estructura kirchnerista para colaborar con el voto a la fórmula Fernández-Fernández.

La sensación generalizada entre los comensales fue que la elección “está para cualquiera” y que será difícil que los encuestadores logren acertar con números precisos el futuro de una elección hiperpolarizada.


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4788

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.