domingo 19 de septiembre de 2021
ACTUALIDAD pelea por el dinero de la seguridad porteña
01-01-2021 21:09

Rodríguez Larreta rechaza la invitación para discutir la quita de fondos

La reunión debería ser el próximo lunes, pero el jefe de Gobierno porteño no asistirá. Se ilusiona con un fallo favorable de la Corte.

01-01-2021 21:09

El martes 29 por la mañana en la sede gubernamental de la calle Uspallata, en Parque Patricios, llegó una invitación oficial al despacho del tercer piso del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. No era cualquier misiva: se trataba de la convocatoria del Gobierno nacional, bajo la firma de los ministros Martín Guzmán (Economía) y Wado de Pedro (Interior) para que la Ciudad concurra a una cumbre para definir el monto que supone el funcionamiento de la Policía Federal y los Bomberos, traspasados en 2016 de la Nación al Gobierno porteño.

En rigor, se trata de una comisión especial que dispuso la ley que se aprobó a fin de año por la cual se le pasó de 3,5% a 1,4% los recursos directos por coparticipación por los cuales la Ciudad dejará de percibir en 2021 cerca de $ 65 mil millones. La carta indica que el encuentro está convocado para el lunes a las 15 en Casa Rosada.

Sin embargo, la Ciudad decidió que se negará a concurrir y sumará otro capítulo de tensión en el vínculo entre Larreta y el presidente, Alberto Fernández. Es que la semana pasada, tras la sanción de la ley que apuró el Frente de Todos, el jefe de Gobierno apeló a la Corte Suprema para que declare la inconstitucionalidad de la norma y espera que el máximo tribunal defina a su favor para evitar la sequía de fondos.

Salud, Seguridad y Transporte siguen siendo las áreas por las que tienen contacto 

Se trató de la segunda presentación ante la Corte: en septiembre fue la primera cuando, tras notificarlo cinco minutos de anunciarlo, el jefe de Estado había decidido bajar la coparticipación de la Ciudad de 3,5% a 2,32% por un decreto. Esa decisión terminó, meses más tarde, en la ley que apuró el Frente de Todos.

Citación. No bien llegó la carta oficial de Casa Rosada, Larreta no dudó: se la envió automáticamente al procurador porteño, el abogado del Gobierno de la Ciudad, Gabriel Astarloa (quien firmó el recurso a la Corte), para que analice si correspondía concurrir o no.

Horacio Rodríguez Larreta y Alberto Fernández
Carta y reunión. El gobierno nacional planeó una reunión para acordar los montos por la seguridad. El miércoles Larreta volvió a Olivos para analizar la situación epidemiológica. 

 La conclusión del procurador no se hizo esperar y fue contundente: no debía concurrir nadie porque, de hacerlo, estaban convalidando la ley que impugnaron en el máximo tribunal. Y, en el caso de que la Corte tome el caso a comienzos de 2021, el oficialismo podría tomar como antecedente la concurrencia de los funcionarios porteños a la comisión que creó la ley para que sea nula la presentación judicial de la Ciudad.

Consultadas por PERFIL, fuentes del Gobierno de la Ciudad se limitaron a informar que hoy el jefe de Gobierno lo estudiará con sus asesores jurídicos y allí emanará una respuesta oficial y una comunicación. De todas formas, la decisión está tomada: en los próximos días Larreta dará a conocer públicamente su negativa y también explicará que se mantendrá firme en su posición en contra de la ley que le bajó sustancialmente los fondos.

Vínculo quebrado. Para el jefe comunal la relación con el Presidente sigue muy fría. A pesar de que horas antes de fin de año volvió a Olivos para verse la cara con Alberto Fernández y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, el vínculo sigue roto.

Lo único que reivindica Larreta es que nunca dejará de reunirse por temas operativos de temas centrales o por la pandemia, como fue el último caso. De hecho, está previsto que a comienzos de este mes vuelvan a reunirse para analizar la curva de contagios de coronavirus. Pero la confianza y el “amigo Horacio”, que le propició el Presidente, ya son cosas del pasado para el jefe de Gobierno.

A pesar del humor que suele imprimir el vicejefe Diego Santilli cuando concurren a Olivos o a la Casa Rosada, el humor político cambió dramáticamente desde mitad del año pasado.

Sin embargo, en la Ciudad enfatizan que los temas operativos de las áreas continúan con un trabajo conjunto, a pesar de las diferencias. Seguridad, Transporte y, por supuesto, Salud, siguen en contacto y con reuniones de trabajo. También Economía y Hacienda y Educación.

Aunque, también en esos niveles ministeriales se observó la tensión: la disputa entre la ministra porteña, Soledad Acuña, y su par nacional, Nicolás Trotta, quien el último semestre no paró de quejarse de cómo le marcó la cancha la Ciudad para reabrir las escuelas.

En Seguridad ocurrió algo peor: el operativo por el velorio de Diego Maradona llevó a un cruce inédito entre Sabina Frederic y Santilli. Hicieron las paces días después. Pero la tensión y las culpas cruzadas erosionaron el vínculo.

Con todo, para Larreta las contradicciones internas del oficialismo se agudizarán este 2021 y eso obligará al Presidente a continuar por el sendero de la confrontación con él y la Ciudad. Por ello, en el larretismo se ilusionan con que la Corte Suprema, bombardeada por un sector del Frente de Todos, mueva sus fichas a comienzos de este año y tomen el caso de la quita de fondos de coparticipación. Una expresión de deseo: el jefe de Gobierno pasó gran parte de los últimos días de 2020 organizando un nuevo recorte para este año con la estimación de que no contará con esos $ 65 mil millones, casi un 15% de su presupuesto total.