jueves 29 de septiembre de 2022
ACTUALIDAD Perfil Educación

Daniel Sabsay: “Bielsa fue montonero, no por casualidad se identifica con terroristas”

El constitucionalista participó del Ciclo de Entrevistas organizado por estudiantes del Posgrado en Periodismo de Investigación. Críticas al embajador en Chile por Jones Huala. Por qué Cristina Kirchner debe ser condenada. Y diferencias con Macri por el ARA San Juan.

26-10-2021 18:04

Daniel Sabsay participó de una conferencia de prensa virtual organizada por estudiantes del Posgrado en Periodismo de Investigación del Grupo Perfil y la Universidad del Salvador (USAL), en la que criticó al embajador argentino en Chile, Rafael Bielsa, por su intervención en la audiencia sobre la situación de Facundo Jones Huala. “No sé para que concurrió, su sola presencia es tomar posición”, sostuvo.

El  abogado constitucionalista y docente de la Universidad de Buenos Aires también apuntó contra el ex presidente Mauricio Macri por su decisión de no presentarse a prestar declaración indagatoria en la causa por supuesto espionaje ilegal a familiares de las víctimas del ARA San Juan, a la vez que adelantó que se complicará la situación de Cristina Fernández de Kirchner  en la causa Cuadernos. “Estoy convencido de que la expresidenta debe ser condenada. Son montañas de pruebas, lo sé por muchas personas que conocen la causa a fondo”, dijo Sabsay en el Ciclo de Entrevistas a cargo de Rodrigo Lloret, director de Perfil Educación.

Cristina Kirchner fracasó en su intento de separar al juez Germán Castelli de la causa Cuadernos. ¿Lo interpreta como un primer paso para una posible condena?

—Han habido tantas idas y vueltas que uno todavía no quiere cantar victoria. Pero es un avance, sin lugar a dudas. No hay que olvidar cómo ha sido perseguido el juez Castelli y que uno de los planes para la impunidad de Cristina era exigir el traslado de este juez.

Dice que no quiere cantar victoria. ¿Usted cree que Cristina debe ser condenada en esta causa?

Estoy convencido. Son montañas de pruebas, lo sé por muchas personas que conocen la causa a fondo. Además, la responsabilidad recae en gran parte sobre la investigación de un periodista de la talla de Diego Cabot. Junto a la cantidad de arrepentidos que han reconocido cómo era el mecanismo. ¿Cómo no creer que es culpable? Más allá del principio de inocencia, en este caso, parece un final cantado. Y si no fuese así, ¿por qué hubiesen trabajado tanto, y siguen trabajando, para ver cómo destruir esta causa?

Una de las grandes falencias de la Justicia es que las condenas por casos de corrupción tardan muchos años en producirse. ¿Qué imagina que va a pasar con la causa Cuadernos?

—Se calcula un promedio de 15 años de duración para los juicios por causas de corrupción de funcionarios públicos. Lo cual ya viola uno de los principios más importantes del Pacto de San José de Costa Rica, que es el plazo razonable del artículo octavo como elemento esencial en la justicia. Cuando la Justicia es lenta, no es Justicia. Creo que en el caso Cuadernos vamos para algo larguísimo, sin lugar a dudas. Además, el mismo tribunal ha pedido contar con mayores medios para poder convocar a audiencias más veloces y no lo ha logrado. No cuenta tampoco con el apoyo necesario para trabajar con mayor celeridad. Se agrega también un sistema en el cual el Código Procesal Penal deja abiertas muchas posibilidades de argucias para abogados pícaros. Y ella le paga a los mejores abogados, en el sentido de hábiles e inescrupulosos, porque tienen las dos cualidades. En ese marco, creo que va para muy largo.

—¿Qué opinión le merece el fallo que sobreseyó a la vicepresidenta en la causa por el Memorandum con Irán?

—Tomé una posición muy firme. El gran problema en el Tribunal Federal Nº 8, que usurpó facultades legislativas, porque en varias oportunidades modificó el texto del Código Procesal Penal Federal. Por ejemplo, cuando incorporó una nueva etapa aceptando una audiencia con la expresidenta. Aún más grave, cuando en contra de lo que dice el Código Federal Penal, dejó sin efecto el juicio oral. No hubo oportunidad de que ella se pudiera defender, de eso se trataba, y que se pudieran presentar trescientos testigos de prueba. Además, hay un principio de desigualdad tremendo porque a los denunciantes no se les dio la posibilidad de tener esa oportunidad, de una audiencia de estas características. Es un precedente absolutamente nefasto, vergonzoso que en un Estado de derecho haya jueces que fallen de esa manera.

¿Qué piensa de la negativa del expresidente Mauricio Macri de participar de la indagatoria sobre el supuesto espionaje a los familiares del ARA San Juan?

—Ha sido un error, independientemente de quién es el juez Bava, que es un impresentable que ha perdido todos los concursos para ese cargo y ahora lo ponen como subrogante, que está denunciado por haber falsificado actas y demás, pero de todas maneras es el juez. Fue un error porque la indagatoria es una oportunidad para defenderse y no hay que perderla. No es una acusación, al contrario. Tiene que demostrar que tiene la capacidad de hacerlo, porque todo lo que implique evadirse, demuestra que en el fondo no es tan inocente porque sino por qué no va.

¿Qué análisis hace de la actuación del embajador Rafael Bielsa en Chile, en relación al caso de Facundo Jones Huala?

—Es violatoria de la Convención de Viena, que impide que en este tipo de causas tomen parte, como abogados defensores, los cónsules. En este caso es peor porque es un embajador. Está previsto el cónsul, ni se les ocurrió que un embajador pudiera actuar con semejante torpeza y transgrediendo las más mínimas normas de no intervención en los asuntos internos judiciales del país en el cual está precisamente como representante de otro. Me parece lamentable.

¿Cuál es la crítica que ustede le hace a Bielsa?

—Él no tendría que haber ido. Bielsa fue montonero, no por casualidad se identifica con terroristas, no se lo puede llamar de otro modo a Jones Huala, a la RAM y a todos esos. ¿Qué es terrorismo sino más que la comisión de delitos indiscriminados sin tener en cuenta las eventuales víctimas civiles y los daños patrimoniales? Son claramente terroristas. En afinidad es el mismo que está en un gobierno que avala las acciones de dictaduras como Venezuela, Cuba y Nicaragua. No me gusta, pero es coherente.

Pero Bielsa dijo que no pidió la libertad condicional de Huala.

—No sé para qué concurrió. En un principio parecía que sí lo había hecho, inclusive hubo un repudio de una cantidad de importante de senadores chilenos porque así lo tomaron y fueron informados. Este Gobierno se caracteriza por decir una cosa un día y al día siguiente decir lo contrario. Entonces, uno no sabe qué es lo real. Yo me atengo a un hecho que es inusual, no conozco precedente de que en una situación así el embajador concurra a la audiencia. Su sola presencia es también una posición.

¿Considera ilegítimo el reclamo de la comunidad mapuche?

—No creo que sea de la comunidad mapuche, sí hablamos de aquellos que ocupan y usurpan, incumpliendo las normas y actuando de hecho. Creo que son falsos mapuches. Además de que es muy fácilmente demostrable. Jones Huala, físicamente, se ve que es una persona disfrazada. La comunidad mapuche real es gente pacífica, que se considera de raza argentina y que se siente humillada por la presencia de estas personas que llevan a confusión sobre las verdaderas características de la comunidad mapuche.

Daniel Sabsay

Teniendo en cuenta la fiesta que organizó Alberto Fernández en Olivos durante la cuarentana. ¿Usted considera que debería recibir una pena?

—No tengo duda. No soy penalista pero sólo por haber estudiado Derecho Penal veo un tema de abuso de poder, de incumplimiento del deber de funcionario público, de malversación de fondos, utilizados no para lo que fueron asignados en el presupuesto, un despilfarro enorme, después se supo lo que fue esa fiesta. Inclusive incumple lo que él mismo dictó. Es algo increíble, un cinismo pocas veces visto. Para que un país mínimamente vuelva a reconstruir sus instituciones, debería ser juzgado y condenado con todo el rigor.

María Eugenia Vidal sugirió la posibilidad de que luego del resultado de las próximas elecciones, la oposición ocupe la presidencia de la Cámara de Diputados. ¿Qué análisis constitucional sobre esta intención de la oposición?

—Es discutible porque hay ejemplos en el pasado en los cuales, precisamente, una primera minoría en una Cámara, a pesar de ser el oficialismo, ha tenido la presidencia la Cámara y en otras ocasiones esto no ha sido así. Lamentablemente, el derecho parlamentario en eso no es claro, pero es una posibilidad que existe. No es algo desechable, ni contrario a la ley o a la Constitución, tiene su lógica que la primera minoría ocupe la presidencia, no es una cosa descabellada que pretenda usurpar funciones que no le correspondan.

Victoria Tolosa Paz dijo que la oposición busca dar un golpe blando al Gobierno. ¿Usted qué opina?

—Me parece que es algo absolutamente infundado. Forma parte de toda esta campaña de encontrar enemigos y victimizarse, porque no veo que exista el más mínimo elemento que pueda hablar de un golpe. Además, ¿cómo sería el golpe? Son cortinas de humo, relato, otro más. Saben que les va a ser muy difícil dar vuelta la elección, creo que ya prácticamente están convencidos de que eso no va a ser posible. Además, han hecho todo como para insistir más en los motivos que los llevaron al fracaso en las PASO. Tienen que encontrar algún relato nuevo, ya sea para ser víctima o para encontrar un enemigo externo, el culpable es el otro.

¿Qué quiso decir al señalar a Juan Grabois como “uno de los típicos representantes de la izquierda caviar que la recubren de nacional y popular”?

—Eso lo dije tomando una fotografía, con una declaración donde él dice que recién ahora se dio cuenta de que le hace ruido que los Kirchner son grandes terratenientes y viven como grandes burgueses. Mi pregunta es: ¿realmente ahora se dio cuenta? Él se reviste en una característica entre un Cristo y el Che, está muy avalado por el Vaticano y proviene de la zona norte, de una alta burguesía. Son una izquierda que en lo expresivo son muy combativos pero viven en una especie de lujo como grandes burgueses. Eso tiene una contradicción importante.

¿Quién debería reemplazar a Elena Highton de Nolasco en la Corte Suprema?

—No soy yo el que lo debe decir, es el Presidente. Es un acto complejo que define el presidente con el acuerdo del Senado, pero previamente está el decreto 222/03 del ex presidente Kirchner de la invitación de la facultad del presidente a la designación de miembros de la Corte, después fue para todos los jueces federales. Exige todo un procedimiento previo de consulta y difusión de los antecedentes de aquel que se postula para ser nominado por el Presidente que lleva muchos pasos. Ese decreto establece la necesidad del equilibrio de la equidad de género por lo que creo que necesariamente debería ser una mujer. Ahora en este momento no va a haber ningún movimiento sobre todo antes del 14 de noviembre, porque aún teniendo la posibilidad de nominar luego son necesarios los 2/3 de los presentes para lograr el acuerdo del Senado. Necesariamente eso tiene que ser negociado antes del 14, por eso creo que muy prudentemente el presidente hasta ahora ni siquiera habló en proponer a alguien y después todo dependerá en gran medida de lo que pase.

¿Qué opina sobre el ministro Martín Soria?

—Es un impresentable, no tenía antecedentes para serlo y tenía una agresividad y una prepotencia muy pocas veces vista. En realidad fue una estrategia pésima, porque si él tenía como objetivo dar vuelta la situación de primera minoría pero sin quórum del oficialismo para poder votar la ley del Ministerio Público, la ley de reforma de la justicia federal, entre otras. Creo que eso croqueló más a quienes no formaron el quórum para no hacerlo porque era una incineración política. Demostró ser no solo un impresentable sino un idiota. Una persona muy poco preparada. Fue anti kirchnerista, formó una fórmula con Magdalena Barba contra el candidato al Kirchnerismo y después se transformó en un soldado total del kirchnerismo. Todo converso tiene que ser más papista que el papa y él lo quiso hacer con taconeos, ahora ni lo muestran porque es un impresentable. No lo pueden sacar porque tiene un costo político, pero nunca tuvo poder real, responde es a Cristina. Es un pobre tipo.

Le agradecemos su participación en el Ciclo de Entrevistas de Perfil Educación y le damos la posibilidad de cerrar el reportaje con un comentario que quiera realizar.

—Muchísimas gracias por la invitación nuevamente, que me honra, y felicitaciones por la formación de los ya periodistas porque las preguntas fueron todas excelentes, concretas, bien efectuadas y fueron al nudo de los problemas de la justicia así que los felicito. Espero haber estado a la altura de ese nivel.

Por Ayelén Segovia, María Sol Muñoz y Deborah Pastrana
Estudiantes de Periodismo de Perfil Educación

Posgrado en Periodismo de Investigación Perfil-USAL