domingo 13 de junio de 2021
AGRO Agroindustria
27-05-2021 16:36

El modelo de Uruguay para bajar el precio de la carne sin cerrar las exportaciones

El país vecino adoptó una estrategia de importación desde Brasil y Paraguay de los cortes más populares.

27-05-2021 16:36

Desde que China se transformó en el primer importador de carne vacuna del mundo, los precios internacionales comenzaron a aumentar y generó tensiones en los mercados internos de los exportadores. 

En estos días, el Gobierno argentino decidió suspender por 30 días las exportaciones de carne con el objetivo de “ordenar” la cadena de comercialización y “desacoplar” los precios internos con respecto a los que se pagan a nivel internacional.

Carne: aseguran que los precios no van a bajar "ni hay motivos para que bajen.

Del otro lado del Río de la Plata, los uruguayos optaron por otra estrategia. Según el Instituto para el Desarrollo Argentino (IDESA), en el año 2017 la inflación doméstica en la carne en Uruguay era de 3% anual y trepó al 35% anual en el 2019. Ese año multiplicó por 6 sus importaciones de carne respecto al 2017 y el año pasado se produjo una deflación en la carne de -4%.

“Estos datos muestran que Uruguay, aun siendo un gran exportador, cuando tuvo una fuerte inflación sobre la carne no cerró las exportaciones. Tampoco tuvo una actitud pasiva, sino que apeló a abrir las importaciones de carne para aumentar la oferta en el mercado doméstico y, por esa vía, bajar el precio. En el 2020, el 13% del consumo interno de carne se abasteció con importaciones. En otras palabras, Uruguay, a diferencia de la Argentina, moderó el precio de la carne potenciando el comercio exterior”, sostiene el informe.

Qué países se benefician con el cepo a las exportaciones de carne argentina.

Jorge Colina, presidente de IDESA, comentó a Super Campo que “Uruguay tiene una inflación del 8 al 9% anual. En 2019, la inflación de la carne fue del 35% promedio que y en el asado llegó al 46%. Cuando hay estabilidad se puede detectar rápidamente qué pasa en un caso en particular y por eso se decidió importar carne”.

“Ellos exportan carne premium a Asia y los Estados Unidos y no tiene sentido cortar la exportación de carne a alto precio para mejorar el consumo interno. Entonces siguen exportando y, para tener más carne en el mercado interno, importan cortes populares desde Brasil y Paraguay”.

Existen diferencias estructurales en los negocios de la carne entre Argentina y Uruguay. En nuestro país, el 70% de los animales para faenar se destinan al mercado interno y el 30% a la exportación, que se reparten en en 7% de novillos pesados alta calidad y 23% de vacas de baja calidad que van a China. “Estos animales son viejos, con poca carne, que se come hervida o mezclada con verduras”, describió Miguel Schiaritti, director de Ciccra.

Salida exportadora

“A Uruguay no le queda más remedio que ser un gran exportador”, señaló Rafael Tardáguila, director de Tardáguila Agromercados en el el país vecino. Y agregó: “Es el país con mayor relación vaca por habitante del mundo y el mercado interno da para un 30% de la producción. El país tiene una lógica más parecida a la de Oceanía, que exportan hasta el 80% de su producción de carne. En los otros países del Mercosur, la relación es inversa. Para Uruguay, su principal mercado es el exterior y lo tiene que cuidar, no le queda otra. Han habido gobiernos de distintos signos políticos que han mantenido una política de estado que cuida el comercio exterior, porque de eso vivimos. La exportación está totalmente libre tanto de carne como de ganado en pie”.

Precio de la carne en Uruguay

Tardáguila indicó que “el año pasado Uruguay se transformó en importador, porque tenía precios mucho más caros que el resto de la región, mantuvo todo lo que pudo la exportación y compensó con carne sin hueso desde Brasil, cortes baratos para hacer milanesas, como la nalga y algo con hueso desde Argentina. La importación llegó a ser del 30% del consumo interno”. 

Vender caro y comprar barato

La estrategia de exportar caro y compra barato no es un “invento uruguayo”. Según Miguel Gorelik, director de Valor Carne, “hay muchos países hacen lo mismo, como México y Estados Unidos, que es el tercer exportador y el principal importador de carne vacuna del mundo. Sólo la cabeza de los argentinos no puede entender que un producto puede exportarse e importarse”. 

Con respecto a la Argentina, Gorelik comentó que la mayoría de la faena se hace en establecimientos que no tienen habilitación para exportar, "por lo tanto esa carne nunca va a salir de la Argentina, ya sea el lomo, osobuco y asado. Un 70% de nuestra faena no es exportable y se queda en el país. Aquí hay variaciones de largo plazo y ciclos y la experiencia indica que no se puede controlar esto por mucho tiempo, porque en la experiencia anterior, a los cuatro o cinco año cayó el stock y comenzaron a subir los precios nuevamente”.

LM

En esta Nota